viernes, 24 de abril de 2009

Velos de tristeza

He estado muchos dias apartada del blog, primero por exceso de trabajo, luego por exceso de fiesta, aunque parece ser que eso nunca lo vemos excesivo, cuando parecia que las musas me eran propicias y el tiempo empezaba a bendecirme con su presencia y finalmente podria terminar el relato que tengo entre manos, un duro golpe me sume en la más profundas de las tristezas, incapaz de encadenar dos letras seguidas, sin que las lagrimas anegaran mis ojos, y la frases se diluyeran cual nieve que lame el sol... Durante estos días en los que he sido incapaz de escribir, una composicion me martilleaba la cabeza, no queria compartirla porque va repleta de tristeza, pero sólo así quizás sea capaz de descansar mi mente, disipar los nubarrones que me envuelven y no me dejan ver la luz del sol, a pesar de que brilla con fuerza estos dias en el levante. Supongo que que hoy se cumpla el segundo aniversario del obito de mi madrina tampoco ayuda a que fluya la sonrisa en el rostro, y suene la risa cristalina... paso a paso y con paciencia espero lograrlo.







Cuan despacito se va llegando

envuelta en velos oscuros

negros como como el carbon

con lagrimas prendidas en el rostro

cual matutino y escarchado rocio.


Cuan calladita se va acercando

se aposta a la vera presto

alimentandose del silencio

de ilusiones que se lleva el viento.


Cuan valerosamente asesta el hachazo

quebrando el frio aliento,

provocando el llanto,

robando la labrada ilusion.


Cuan tristemente se acepta el obito

se afianza el desconsuelo

se diluyen los miles de proyectos

cual castillo de naipes derruido.


Cuan fatigosamente avanza el tiempo

sin destruir el glorioso recuerdo,

sin proporcionar el menor consuelo,

sólo un frio e incomodo silencio.


Cuan trabajosamente el animo

construye nuevos caminos

con que restañar el daño sufrido

con que armar nuevos castillos.
Radamanth

9 comentarios:

Viperina dijo...

Bueno preciosa, ya sabes que la vida es así, una de cal y otra de arena, aunque a veces parece que se recrea en darnos un palo tras otro sin apenas respiro, pero no hay mal que cien años dure, y si la cosa se alarga demasiado, llamamos a ese par que tú y yo conocemos y esa maldita tristeza la dejamos para el arrastre.
Aprovecha el finde para descansar un poquito, sí, eso que se suele hacer cuando el cuerpo te lo pide a gritos, ya sabes...Un besote, cielo.

leo dijo...

la tristeza es un sentimiento más y es importante sacarla fuera de uno mismo...ya sea a través de la escritura o hablando...no te lo guardes porque eso no te ayudará.

me alegro que hayas vuelto, cuando creemos que todo siempre es igual en nosotras un dia nos encontramos más aliviadas sin saber bien como pero cuando veas una lucecita no te olvides de sonreir, mucho ánimo y mucha fuerza, y recuerda que no andas sola.

mil besos, un abrazo fuerteeeeee

leo.

Martipol dijo...

La poesía que nos habla sobre la muerte, esa gran desconocida pero a la vez familiar, siempre me ha subyugado, tal incluso de forma morbosa. La tuya, magnifica, no iba a ser menos´. Supongo que, como dices, la desaparición de tu madrina ha contribuido al momento anímico. Me alegro del retorno. Espero impaciente nuevas entradas.
Un beso

€_r_i_K dijo...

Bueno, sabes, al final lo tenemos tan claro, que nos ponen fecha de caducidad sin darnos cuenta, pero la tristeza terminará por alejarse también, y quizás se de una vuelta de vez en cuando, pero es lo que tiene no ser único en la tierra, verdad?.....


Alegraté, haz caso de quién te rodea....


Abrazos....

Stanley Kowalski dijo...

El texto maravilloso, como siempre. Es bueno hacer catarsis y sacarse las penas de adentro, de esa manera se disipan más rápido.

BESOTES Y BUEN FINDE!!

Lilyth dijo...

La tristeza es al alma como le dolor al cuerpo, nos avisa que algo esta mal y tenemos que curarlo, lo bueno del alma es que siempre encuentra la manera de ponerse buena, solo necesita unas dosis de amor y risas

;)

Marinel dijo...

En esta vida, el dolor es agua ruidosa que viene y va,pero nunca se detiene.
Puede parecer que se nos estanca dentro,pero no es así...vuelve a fluir y se aleja.
Nunca es un adiós definitivo,¡ojalá! pero entre viaje y viaje, podemos disfrutar de momentos mágicos e inolvidables...
Te deseo lo mejor, de todo corazón.
Besos, con sonrisas :D

Alatriste dijo...

No te preocupes Radamanth, cuando puedas pasarte a leer el relato estaré encantado de recibirte en mi desván. No te preocupes que seguirá ahí siempre porque es algo que quiero que permanezca para poder compartirlo con todo el que quiera pasarse.
De cualquier modo, muchas gracias por darme la enhorabuena, aunque ahora el que tengo que dártela soy yo por los magníficos versos de tu entrada.
¡Un abrazo y hasta cuando quieras!

Ave Mundi Luminar dijo...

Ojalá la peor parte del negro caminio de dolor haya pasado ya.

Ojalá tengas cerca de ti el abrazo necesario que arropa cuando nada sirve.

Ojalá la sonrisa vuelva a besar en breve tus labios.