lunes, 11 de mayo de 2009

La espiral del silencio





Inmersa de nuevo en la caotica senda de un dolor persistente, que no deja funcionar al raciocinio, que envuelve cada minuto, cada segundo de vigilia del dia, ansiaba con todas mis fuerzas un poco de tranquilidad, un respiro. La crudeza con la que dia a dia enfrentamos la larga agonia de mi suegro pensaba que iba destinada a paliar el dolor de su perdida, a preparar a la mente y al cuerpo sobre lo que se nos avecinaba. Pero me equivoque, no hay tregua, no hay calma, solo un garrotazo tras otro, solo una herida encima de otra, provocando un dolor insoportable.

Siento el peso del mundo sobre mis hombros, y mis brazos ya no tienen fuerzas para sujetarlo durante más tiempo, lucho dia a dia por ver luz, donde se han instalado las sombras de forma persistente, pero el rayito es tan tenue que pierdo de vista su fulgor por momentos. Otra perdida se apunta en el calendario, una vida joven sesgada por la imprudencia de otro conductor, cuando mi marido, tu mejor amigo se refugio en mis brazos llorando, imagine que el corazon de mi suegro habia dejado de latir.


Lo deje llorar amargamente, empapo con sus lagrimas mi camisa y mi pelo, y espere a que las palabras manaran de su boca, pero su voz se había quebrado, las palabras no querían salir, lo abrace con todas mis fuerzas hasta que un grito de dolor salio de mi garganta acompañando las ultimas palabras de mi marido. Que injusta puede llegar a ser la vida, que extraño pueden ser los designios que nos tiene deparados la providencia. En esos momentos me senti extraña, si amigo mio extraña, tu sabes muy bien porque, aun asi necesito plasmarlo en estas lineas para que la ansiedad no me ahogue, para poder comprenderte aunque sea ahora que ya no estas.


Despues de que las lagrimas arrasaran mis ojos y eso era una novedad, porque llevaba años sin llorar, ahogandome la pena por no ser capaz de exteriorizarla, me sumi en el silencio, en ese silencio que acompaña la soledad, mi cuerpo estaba en el salon de casa, mi mente vagaba por recuerdos y situaciones que vivimos, por un momento y perdona mi egoismo me senti liberada de tu acoso, quizas sea demasiado llamarlo asi, pero me sentia vigilada por ti, aprovechabas cualquier descuido mio, para abrazarme, para robarme un beso, para colar tu mirada entre mi escote... llego a ser muy dificil compartir una jornada festiva contigo. Mi marido decia que yo no sabia entenderte, que no lo hacias a proposito, solo que yo te gustaba como mujer y era la mujer de su mejor amigo de ahi la confianza. Pero yo veia que mi marido no le hacia esas cosas a su mujer, que la respetaba y la queria con locura... pero no le tiraba los tejos.


Despues senti nauseas de mis pensamientos, como podia pensar en ello cuando tu cuerpo destrozado estaba en un frigorifico, cuando nunca mas volveria a oir tu risa, y esa frasecita que te gustaba tanto decir, pero que buena estas hija mia, que buena... te extrañe en ese mismo momento y olvide todas nuestras diferencias, supongo que nunca supe comprenderte y supongo que si me sentaba tan mal es porque me hacias sentir un objeto... y ahora se que no lo hacias a proposito, tu simplemente eras asi.


Ayer fue uno de los dias mas duros de mi vida, ver el dolor que desgarraba a mi marido, a tu viuda y a tus hijos, sentir el abrazo de esa mujer que tanto te queria y su susurro de que no te tuviera nada en cuenta porque tu me querias muchisimo, las lagrimas brotaron cual manantial compartiendo ese abrazo, en el que nos pasamos tantas fuerzas como pudimos, dos largas jornadas esperando la sepultura de un hombre alegre, jovial, disparatado, dotado de un gran corazon... Una pesadilla en forma de accidente de circulacion.
Hoy con mas serenidad me doy cuenta de que me estoy abandonando de nuevo al silencio, a esa soledad que envuelve con sus velos, la mirada se ha introvertido de nuevo, no se expresar mi dolor de forma externa, lo interiorizo y voy creando lo que he convenido en llamar la espiral del silencio, que me arrastra irremisiblemente y con fuerza hacia ese interior centrifugo, despojandome de todo cuanto tenía... ya he vivido otras veces en el interior de esa espiral y me asusta notarla de nuevo ansiosa por tragarme, por envolver mis sentidos, pero carezco de fuerzas para luchar, y al mismo tiempo no deseo abandonarme.

Estas lineas las he escrito con el proposito de retardar esa fuerza que me llama irremisiblemente que a pesar de tener las puertas cerradas llama insistentemente, la apatia me gana el terreno, golpe tras golpe la vida enseña a vivir, pero nada ni nadie te prepara para tanto dolor, poco a poco espero que el arco iris ilumine de nuevo mi cielo que se lleve esos velos que nublan mis sentidos... que la luz inunde de nuevo mis dias y las cicatrices del alma aunque palpables se cierren... Ahora toca aprender a vivir sin tus risas, sin tus chirigotas, sin todo lo que te caracterizaba... donde estes un beso amigo mio.

13 comentarios:

Viperina dijo...

Bueno cielo, qué te puedo decir ante una situación así...A mí me tocó vivir también una pérdida terrible, aunque anunciada, lo sabes, pero no puedo imaginar lo que se siente cuando el teléfono suena y en unos segundos tu vida se convulsiona de semejante manera. Sólo que te apoyes en quienes te queremos, que no te cierres, que te acerques aún más a quienes siempre están a tu lado, y sobre todo que no te dejes llevar por esa espiral, muy peligrosa, tú y yo lo sabemos. Sabes que puedes contar conmigo, preciosa. Muchos besos y arriba ese ánimo, amiga mía.

leo dijo...

hoy me has emocionado....siento algo en mi pecho que me deja sin casi aliento al leerte...esas perdidas ...duelen tan adentro y nace una espiral englobando todos los silencios....

un abrazo fuerte y un profundo silencio.

Stanley Kowalski dijo...

Me dejaste con un nudo en la garganta. Estas situaciones son terribles, traumáticas y muy dolorosas.

Escrita magistralmente, como siempre.

BESOTES

€_r_i_K dijo...

Algo te bloquea, y es en ese momento cuando empieza la espiral de la que hablas, al final, la decisión está tambien en tus palabras, de algún modo u otro, tarde o temprano el cielo dibujará un arcoiris, para que levantes una sonrisa....
Ya ves, el otro día ví un Arcoíris, después de una lluvia intensa, sabes, sonreí, pero al mismo instante de hacerlo me pregunté porqué sonreí, somo autómatas en algunas cosas del Alma, y la perdida de una persona así, te bloquea, después analizas, y claro, porque no vas a poner lo que pensabas, eso no tiene que ver con la muerte de él, otra cosa, es cuando sabes, que esa sensación no la volverá a tener, ya no te mirará el escote, ahí se romperá el silencio...

Habla, no calles, quizás no te importemos quien te leamos, pero tú lo has sacado fuera, y has hecho que pensemos...

Sí realmente nos conociesemos de otro modo, las respuestas no serian las mismas, pero al fin y al cabo si estamos, es suficiente...


Abrazos y Condolencias....

Lilyth dijo...

La perdida de un ser querido nos amarga, nos encierra en una noche interminable de tormenta, pero recuerda que por muy duro que sea, la noche siempre termina y sale el sol, un beso grande.

Alatriste dijo...

Mi querida amiga, deja las tristezas y los pesares en tus palabras. Intenta que el silencio habite únicamente en tu blog. Sal fuera y enfréntate a tus miedos. Sé que puedes. Me da igual que no sepas pedir ayuda, yo estoy aquí, de tu lado y para echar una mano en lo que haga falta. No estás sola. Mucho ánimo y a ver si poco a poco vas recuperando el pulso. Te deseo lo mejor. Besos y cuídate.

INÉS (y yo).. dijo...

Creo que sobran las palabras, sólo abrirte los brazos de par en par y recordarte que estoy cerca, guapetona.

Un beso con abrazo fuerte.

Stanley Kowalski dijo...

Te agradezco el comentario, para mí es un lujo.

BESOTES HERMOSA

leo dijo...

mi bella amiga tienes un regalito en mi blog...pasete cuando gustes.

un beso

Ave Mundi Luminar dijo...

Es una preciosidad de texto, y soy plenamente consciente de que está mal decirlo, porque tus lineas probablemente procedan del doloroso via crucis que hay que recorres una y otra vez para desgranar de silencio en silencio, sentimientos a medio camino entre el sufrimiento, la impotencia y la descarnada crueldad de la realidad humana, con sus egoismos y sus bondades.

Te aseguro que me ha emocionado leerte, quizá porque en el vórtice de tu espiral del silencio, se encuentre la esencia de una belleza que trasciende el mecánico acto de la lectura.... me refiero a los engranajes que tejen tapices emocionales bellos en si mismos, aun cuando la semilla de las situaciones que los originaron fuesen por un lado increiblemente dolorosas, y por otro transgrediesen lo políticamente correcto.

Dejo un beso a los pies de tu blog, junto a una plegaria silenciosa.

Marinel dijo...

Caramba,Ramadanth...no sé qué puedo decirte para mitigar un algo ese dolor...
Sólo sé,que el tiempo se hará compañero fiel del recuerdo, y de su mano también vendrá esa relajación que el alma ahora tanto necesita para restablecer el corazón destrozado...
Todo llegará,pero en estos momentos deja que te abrace desde la distancia, que te de un beso grande y te acompañe quedamente en tu dolor.
Besos y abrazos,querida amiga.

seo dijo...

que tristeza

un texto emotivo


un besazo y animos

Alatriste dijo...

Mi nostálgica amiga de palabras siempre cariñosas, es un placer tenerte al otro lado y yo también descubro en ti a una gran persona, que no merece que sus ojos queden arrasados por las lágrimas. Así que te dejo todo mi ánimo, todo mi apoyo, porque sé que vas a salir de ésta. Nunca llueve eternamente. Besos y cuídate. Escribe y desahógate. Grita tu rabia, sea cual sea ésta. Hasta pronto.